Diapositiva1

NEURORREHABILITACIÓN BASADA EN LA EVIDENCIA

El principal objetivo de la neurorrehabilitación es obtener la reintegración óptima de la persona con daño cerebral adquirido a su vida familiar, social y laboral, mediante el máximo desarrollo posible de sus habilidades residuales, cognitivas, sensoriales, motoras y afectivo-adaptativas.

La bibliografía avala la eficacia de los tratamientos de neurorrehabilitación dirigidos a mejorar la calidad de vida de los pacientes con DCA. En la Guía Clínica basada en la evidencia de Neurorrehabilitación en Daño Cerebral Adquirido concluyen que: “la rehabilitación de personas con DCA debe ser administrada por equipos interdisciplinares, especializados en rehabilitación del DCA, en entornos específicamente dedicados a la neurorrehabilitación, independientemente de si es de forma ambulatoria o con ingreso. Cuando sea posible, la rehabilitación dispensada por equipos multidisciplinares especializados en neurorrehabilitación se hará de forma ambulatoria, con seguimiento especializado (reducción del gasto; mayor satisfacción de los pacientes). El proceso de neurorrehabilitación ha de estructurarse en torno a la globalidad del paciente, de acuerdo a una visión integral u holística del mismo, y mediante una estrecha coordinación entre los agentes terapéuticos (equipo interdisciplinar, paciente y familia). El tratamiento de neurorrehabilitador deberá incluir un programa de Psicoeducación lo más adaptado posible a las necesidades individuales del paciente y su familia. Se ha de procurar la participación activa del paciente en la formulación y seguimiento de los objetivos terapéuticos.”

 

Referencias:

Bombín, I. (2013). Guía Clínica basada en la evidencia de Neurorrehabilitación en Daño Cerebral Adquirido. Fundación Reintegra.

th

PRODUCTOS DE APOYO. Comer y beber

Tras un daño cerebral la persona afectada puede sufrir secuelas a nivel motor, sensitivo y cognitivo que le impiden ser independientes en su día a día. La intervención desde Terapia Ocupacional está enfocada a mejorar esos déficit y conseguir el objetivo de que  la persona pueda realizar las actividades de la vida diaria lo más autónoma posible. En ocasiones, dada la gravedad de la lesión u otras variables influyentes, no se consigue mejorar, por lo que tendremos que adaptar la actividad para conseguir nuestro objetivo final utilizando productos de apoyo.

Los productos de apoyo son:

  • Cualquier producto (incluyendo dispositivos, equipo, instrumentos y software) fabricado especialmente o disponible en el mercado, utilizado por o para personas con discapacidad destinado a facilitar la participación.
  • Proteger, apoyar, entrenar, medir o sustituir  funciones/estructuras corporales y actividades.
  • Prevenir deficiencias, limitaciones en la actividad o restricciones en la participación.

A continuación, enumeramos algunos productos de apoyo que se pueden utilizar en la comida para que la persona pueda alimentarse por sí misma.

COMER Y BEBER

  1. Cortar o partir la comida en trozo: Cubiertos que sirvan para cortar y pinchar
  • Tenedor y hoja circular cortante
  • Tenedor con cuchillo (Nelson)
  • Cuchillo basculante
  1. Usar cubiertos para llevar la comida a la boca
  • Usar mangos de diferente grosor, forma, peso, angulación, antideslizantes…
  • Maletín que contiene cubiertos adaptados (mencionados anteriormente) para poder realizar una evaluación y observar cuál es el cubierto que mejor se adapta a la persona.
  • Cucharas blandas, de plástico o de silicona, o metálicas recubiertas de material blando (En caso de hipersensibilidad a materiales duros o fríos o reflejo de mordida)
  • Cubierto con agarre/sujeción palmar
  • Plato un reborde que impida salir al alimento
  • Plato con el fondo inclinado
  • Plato con borde vertical
  • Mantel antideslizantes
  • Calzaplatos
  1. Acercarse el recipiente de bebida a la boca
  • Vaso con una o dos asas
  • Vaso de tapa con pico
  • Vaso de tapa con pico con un agujero para pajitas
  • Vaso con escotadura para la nariz o pico o pipeta regulables en angulación
  • Vaso anti-derrame
  • Pajitas con anti-retorno

El objetivo para utilizar un producto de apoyo es realizar la tarea, de forma autónoma o con ayuda de un asistente, de forma eficaz, con seguridad y con comodidad. Otras razones para utilizar productos de apoyo serían: como prevención en un proceso degenerativo, para rebajar el esfuerzo que requiere la actividad, evitar o reducir el riesgo de lesiones o accidentes y disminuir o evitar el dolor.