palabras cerebro

DIAS, HORAS Y COLORES: ESTRATEGIAS DE RECUPERACIÓN EN AFASIAS (1)

Muchas personas con  afasia tienen especiales dificultades para la compresión de días, meses, horas, colores… ¿Por qué se producen dificultades  con este vocabulario?.

Los días de la semana, los meses del año, los colores, las horas… son vocabulario que forma parte de nuestra vida cotidiana. Tienen por ello una frecuencia de uso media o alta (Alameda y Cuetos, 1995) y esto hace que sean vocablos que están relativamente accesibles en nuestro sistema léxico. En los estudios sobre imaginabilidad de palabras [1] los días de la semana y los colores tiene frecuencias medias o altas  también (Valle, 1998) asi que su accesibilidad semántica también es aceptable.

A pesar de ello son palabras que en la rehabilitación de las afasias presentan dificultades especiales para algunos pacientes. Estas dificultades pueden tener que ver con confusiones al evocarlas, los pacientes dicen “martes” cuando quieren decir “lunes” o, en otros casos, de más difícil detección, cuando de trata de comprenderlas. Así, un paciente sin aparentes dificultades de compresión puede haber oído una cita (martes a las 20,00 horas) sin poder asociarla al día y la hora correspondiente.

Una posible explicación, al margen de la dificultad específica más de carácter anómico o de acceso léxico de cada paciente, puede ser que se trata de un vocabulario que una vez perdido o parcialmente dañado requiere ciertas dosis de abstracción para su reaprendizaje. Asociar algo concreto al concepto “lunes” o al hora “las tres de la tarde” es algo que hemos aprendido a lo largo de mucho tiempo y que resulta cognitivamente más complejo que volver a llenar de contenido la palabra “mesa”.

Además, diversos estudios vienen demostrando que las palabras más concretas están más distribuidas en nuestro cerebro, mientras que las más abstractas se localizan preferentemente en el hemisferio izquierdo (Monsalve y Cuetos, 2001) de modo que los daños que habitualmente sufren las personas afásicas van en detrimento de su capacidad de abstracción verbal.

En el siguiente post sobre lenguaje explicaremos algunas de las estrategias  que empleamos para el reaprendizaje de este vocabulario y podremos ejemplos concretos de tareas de rehabilitación que nos resultan útiles.

Referencias:

Alameda, JR y Cuetos F. (1995) Diccionario de frecuencias de las unidades lingüísticas en castellano. 1995. Universidad de Oviedo

Monsalve, A. y Cuetos, F.(2001) Asimetría hemisférica en el reconocimiento de palabras: efectos de frecuencia e imaginabilidad. Psicothema, 13(1), 24-28.

Valle Arroyo, R. (1998). Normas de imaginabilidad. Universidad de Oviedo.

 

 

 

[1]La imaginabilidad es la capacidad que tiene un hablante para formar una imagen del significado de las palabras,

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>