Cómo adaptar texturas en la dieta

 

Adaptar la dieta consiste en modificar la cantidad y la textura en la que se presenta un alimento para que este se pueda manejar en la boca con facilidad y se pueda tragar sin riesgo en los casos de disfagia. Qué textura y qué cantidad es adecuada para cada caso lo determina el logopeda, el médico rehabilitador o el médico nutricionista.

Hoy os presentamos un vídeo en el que explicamos cómo hacer las 4 texturas clásicas para líquidos.

 5 ideas importantes sobre las adaptaciones de la dieta:

1. Se puede partir de cualquier alimento que esté batido de forma que tenga una textura uniforme.

2. Para conseguir la textura deseada se puede espesar usando productos especiales (espesante alimentario) o aclararlos (con agua o con caldo).

3. No siempre un alimento más espeso es más seguro, la textura más fina que recomienda el logopeda es segura y por tanto hay que usarla.

4. Si la persona puede tomar varias texturas (las más fina recomendada y usualmente todas las que sean más espesa que esa) es importante usarlas todas.

5. La aparición de cualquier signo de disfagia durante la comida (tos, voz húmeda, atragantamiento, carraspeo) debe ser comunicada al logopeda por si fuera necesario cambiar la adaptación de la dieta.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>