diapositiva1

26 DE OCTUBRE, DÍA DEL DAÑO CEREBRAL ADQUIRIDO

El DCA es una fuente de discapacidad que afecta a la globalidad de la persona, y puede tener repercusiones en el entorno familiar, educativo, laboral y social.

Las consecuencias de una lesión cerebral son muy complejas e incapacitantes, presentando estos enfermos problemas muy severos en todas las esferas de sus capacidades físicas, sensoriales, cognitivas, psicológicas y de comunicación.

Actualmente, los hospitales están preparados para atender estas urgencias médicas (ictus, traumatismos craneoencefálicos, intervenciones quirúrgicas para extirpar tumores, …) y la supervivencia de los pacientes ha aumentado exponencialmente. Superada la primera fase, el paciente debe comenzar un periodo de rehabilitación para lograr que esas secuelas afecten lo menos posible a su vida diaria e independencia. Una vez recuperado el máximo posible, la persona tiene que enfrentarse a una realidad diferente a la anterior al DCA. Es en ese punto, dónde se aprecian las dificultades de integración socio-familiar y laboral sobre las que hablaremos en la charla con motivo del día del Daño Cerebral que se celebra el día 26 de octubre, en colaboración con ARDACEA.

 

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>