Entradas

IMG_2212

El posicionamiento en ACV

¡Buenos días!

Hoy vamos a hablar sobre un tema que involucra a todas las personas que han sufrido un ACV, a sus familiares y principales cuidadores: el posicionamiento y la postura.

Es algo primordial que afecta enormemente la recuperación de un paciente y que hay que tener en cuenta, no solo en el estado agudo, cuando nos encontramos en ambiente hospitalario, sino posteriormente en casa.

Después de un ACV el nivel de actividad física disminuye, ya que puede tener secuelas físicas que le impidan moverse con la misma facilidad con la que lo hacía anteriormente. Pero eso no significa que no pueda estimular la rehabilitación mientras está en la cama o sentado, un correcto alineamiento corporal y cuidado del lado más afecto puede evitar complicaciones posteriores como pueden ser las úlceras por presión, problemas circulatorios, aparición de retracciones, rigideces y deformidades etc.

El tratamiento postural irá encaminado a mantener una correcta alineación del cuerpo las 24 horas al día, favoreciendo la recuperación física y funcional.

Vamos a comenzar explicando cual sería la mejor manera de estar en la cama:

-       Tumbado boca arriba (decúbito supino):

Pondremos una almohada debajo de la cabeza (ni muy grande ni excesivamente pequeña), si tenemos una cama articulada, elevaremos un poco la parte superior, favoreciendo la función respiratoria. El miembro superior más afecto estará sobre una almohada estirado a lo largo del cuerpo, la palma de la mano mirando hacia abajo y los dedos extendidos. Pondremos especial atención en la cadera, la cual tiene que estar alineada (podemos ayudarnos de toallas o almohadas para conseguir que esté a la misma altura que la otra). La pierna no debe rotar ni hacia interno ni hacia externo, podemos guiarnos de la rodilla para comprobarlo, ésta debe estar mirando al techo. Podemos colocar un rulo hecho con una toalla detrás de la rodilla, de modo que quede levemente flexionada.

-       Tumbado sobre el lado menos afecto:

La cabeza descansará sobre la almohada, el tronco se encontrará alineado sin rotaciones (formando un ángulo recto sobre la superficie de la cama). El brazo más afecto apoyado sobre una almohada en esta posición: hombro en flexión de unos 50º, con el codo extendido, muñeca en posición neutra y dedos en extensión. Pondremos otra almohada debajo de la pierna de manera que quede alineada con el cuerpo, en semiflexión y por delante de la sana.

-       Tumbado sobre el lado más afecto:

Esta es una postura importante ya que estimulamos el lado más afecto cargando el peso del cuerpo, si hubiese dolor en alguna parte intentaríamos evitar esta posición. Cabeza alineada con el cuello y tronco, usando una almohada de tamaño acorde. Brazo pléjico extendido con la palma de la mano mirando hacia arriba y la mano abierta. Prestar especial atención a la posición del hombro y de la escápula. Pierna extendida a lo largo del cuerpo con ligera flexión de rodilla.

Nuestro cerebro no recibe la misma información si estamos sentados en un sofá, en una silla o en un taburete, por lo que tenemos que cuidar cómo nos sentamos y dónde.

 -       Una silla dura va estimular que nuestra musculatura esté más activa, al igual que una sedestación erguida, que propicia la atención y la interacción con el entorno.

-       Es importante que nuestra espalda esté completamente apoyada en el respaldo, lo más cerca posible de 90º de cadera (podemos usar un cojín o toalla en la zona lumbar). La parte posterior del muslo debe estar apoyada, fémures alineados y rodillas a 90º. Los pies no deben estar colgando en ningún momento, siempre la planta del pie apoyada en el suelo en su totalidad (así evitaremos adormecimientos y presiones innecesarias).

-       El miembro superior pléjico descansará sobre un cojín o almohada, con el hombro en posición neutra, el codo en semiflexión, muñeca en neutra y dedos extendidos.

-       En caso de que estemos sentados en una silla frente a una mesa, tendremos ambos brazos encima de ésta, de forma que tengamos información visual de la posición de éste.

-       Si es necesario, recurriremos al uso de cojines antiescaras, evitando la aparición de úlceras por presión.

-       Siempre será más sencillo ayudar a levantarse a una persona desde una silla un poco más alta que de un sofá o sillas bajas.

-       Debemos tener en cuenta que debemos cambiar de posición cada 3-4 horas, dejando libre la zona de presiones (isquiones y sacro).

-       Prestar atención que la ropa este lisa y estirada sin que haga pliegues en las zonas de apoyo, que ésta sea cómoda y transpire.

untitled

¡El blog de NEURORIOJA se va de vacaciones!

En septiembre volvemos con más contenidos que esperamos os sean interesantes y útiles.

¡Os deseamos unas felices vacaciones!

mano.gif 1

EDEMA

¿Qué es?

“Acumulación de exceso de fluido en el espacio intercelular”. Los procesos que controlan la acumulación incluyen una variedad de factores que influyen en la filtración capilar y el drenaje linfático. Este proceso puede estar afectado por elementos vasculares y no vasculares.

Es importante determinar la naturaleza del edema

  • Qué factores podrán estar causando el edema.
  • Saber si la causa subyacente se relaciona o no con un fallo orgánico (corazón, riñones.)
  • Qué factores están presentes  que podrían empeorar la condición del paciente si son tratados de alguna forma en particular.
  • El tratamiento del edema aumentará la calidad de vida y la función de paciente.

¿Por qué?

  • Atrapamiento producido por causas posturales: Disminución de la actividad muscular que dificulta el retorno bascular por ausencia de bombeo y drenaje.Desarrollo de una respuesta nerviosa simpática.
  • Acumulación de líquidos en la extremidad afectada.
  • Otros síndromes compresivos:  Síndrome escaleno, Síndrome dela primera costilla, Síndrome del desfiladero torácico, Distrofia simpático refleja.

¿Métodos de evaluación?

  • Medida con cinta métrica en determinadas líneas corporales del MMSS (Mano y en el brazo).
  • Media objetiva, volúmetro .
  • Prueba de huella o memoria en la piel.

Observaciones clínicas relevantes para la evaluación del paciente:

  • Temperatura de la piel.
  • Estado de la piel, hidratación o sequedad llamativas.
  • Color de la piel: rojo, pálido, azul.
  • Firmeza de la palpación: blanco, fluido, con huella, duro, leñoso.
  • Presencia, cualidad y distribución del dolor.
  • Pérdida de movimiento o movilidad por aumento del edema comparar con la debilidad motora.
  • Presión sanguínea.

POSICIONAMIENTO

Posicionamiento del paciente

  • Simetría del eje corporal con el fin de facilitar el retorno de fluidos  a su circuito fisiológico.
  • Facilitación de la respiración que ayuda al drenaje y al bombeo.
  • Posicionamiento de la pelvis y de la cintura escapular.
  • Evitar la aparición de acortamientos musculares y el desuso muscular.

Posicionamiento de la extremidad edematosa

  • Facilitación del retorno venoso.
  • Plano elevado.
  • Utilización de la fuerza de la gravedad para restaurar la hemodinamia fisiológica del segmento anatómico afectado.
  • Aumento del trabajo cardiaco.
postura

¿ES IMPORTANTE EL POSICIONAMIENTO?

¿Por qué es tan importante el buen posicionamiento en una persona con daño cerebral?

  • Aumenta la sensibilidad propioceptiva.
  • Disminuye la aparición de retracciones, rigideces y deformidades.
  • Maximizar la capacidad funcional.
  • Habrá que lograr una normalización del tono muscular.
  • Promover posturas simétricas.
  • Conseguir el máximo confort y seguridad del usuario.
  • Facilitar la estabilidad en las partes proximales y distales.
  • Mantener las capacidades visuales y perceptivas.
  • Mantener un buen funcionamiento, en las capacidades orgánicas.
  • A pesar de todo esto, el mantenimiento de una correcta alineación del afectado de daño cerebral no siempre es fácil de conseguir ni mantener, por eso es de vital importancia que todos estemos familiarizados con la manera de lograr una colocación idónea del paciente.

Cuando el paciente esté en posición de decúbito tenemos que tener en cuenta:

  • Mantener una alineación correcta del cuerpo las 24 horas.
  • Cambiar la posición del paciente en cama 2 ó3 horas durante el día.
  • Este período de tiempo aumentará conforme el paciente vaya mejorando y sea capaz de cambiar de posición por sí mismo
  • Usaremos almohadas, toallas y cuñas como material auxiliar para facilitar una correcta posición.
  • Es favorable que la disponibilidad de la cama en la habitación hace que mire a través del lado afectado para ver la tele o para realizar alguna actividad de esta forma el paciente prestará más atención al lado afectado.

Pautas para un buen posicionamiento en decúbito:

  • La cabeza queda bien apoyada sobre la almohada, en ligera inclinación hacia el lado sano y rotada hacia el lado afecto.
  • El lado afecto estará estirado.
  • El brazo afecto se coloca estirado a lo largo del cuerpo sobre una almohada más alto que el cuerpo. De este modo queda el codo en extensión, la muñeca en flexión dorsal y los dedos extendidos.
  • Pondremos una almohada bajo la cadera afecta para elevarla, de manera que apoye la cara externa del muslo, evitando así la rotación externa de la pierna. Debemos intentar que el pie quede en90º (con los dedos mirando hacia arriba) con una almohada o con dispositivos ortopédicos (antiequinos).

Cuando el paciente esté en posición de sedestación debemos tener en cuenta:

¿Cómo observamos?

  • General: (vistazo, ves que no está bien colocado)
  • Específica: A nivel distal: Extremidades superiores (Hombros, codo, muñeca y dedos) y extremidades inferiores (rodillas, tobillos y dedos).

Pautas para el buen posicionamiento en Sedestación:

  • Simetría postural.
  • Alineación cuello y tronco.
  • Alineación escapular y pélvica.
  • Miembros superiores: Apoyados en los reposabrazos.
  • Miembros inferiores: Flexión Cadera, rodilla 90y flexión dorsal 90.
  • Colocar materiales auxiliares de apoyo: Almohadas, cuñas y toallas, se irán retirando progresivamente los apoyos.

En conclusión debemos conocer cómo debemos colocar correctamente a una persona con daño cerebral tanto los profesionales como familiares, como he dicho anteriormente el posicionamiento es muy importante para mucho aspectos de la rehabilitación y para la propia salud de la persona.