TERAPIA DE RESTRICCIÓN DE MIEMBRO SANO

Se trata de un técnica de rehabilitación de miembro superior (brazo y mano) que se utiliza con pacientes que han sufrido una hemiparesia como consecuencia de una daño cerebral (ictus, parálisis cerebral infantil, …).

Fue el Dr. Edwar Taub, psicólogo comportamental estadounidense, quine, a finales de los años 60, realizó investigaciones con primates, de las cuales concluyó su teoría del desuso aprendido. Esta teoría nos viene a decir que una persona con hemiparesia, ante las continuas dificultades que se encuentra para utilizar su miembro afectado, aprende a evitarlo, es decir, se acostumbra a no usarlo en pro del otro miembro. Esto hace que se “desaproveche” todo el potencial de mejora que tenía ese miembro afectado, además de la idea, que comentamos habitualmente, de que lo que no se usa, se pierde.

Esta técnica se basa en tres pilares:

  • Restricción del lado sano: mediante vendaje, cabestrillo, guante,… se le impide a la persona utilizar el lado sano. De esta forma, forzamos la realización de la actividad con el lado afectado.
  • Tratamiento intensivo: mediante la práctica repetitiva de tareas adaptadas (actividades funcionales cada vez más complicadas). El paciente realiza varias horas al día de ejercicio terapéutico, siempre guiado y supervisado por un profesional, durante varias semanas. Las tareas promueven el uso del miembro afectado, son medibles y con dificultad creciente. Además, se incluyen actividades de la vida diaria.
  • Estrategias de comportamiento para mejorar la adherencia: registros, contrato de conducta, horario, diario, práctica en casa,…

Existen varios aspectos que hay que tener en cuenta antes de iniciar este tipo de tratamiento:

  • Criterios de inclusión: el paciente tiene que tener un mínimo de capacidad de movimiento de codo y muñeca.
  • Es un protocolo complejo que requiere mucho tiempo (varias horas al día, tanto en clínica como en casa, durante 2 o más semanas). Por lo que se pide compromiso y aceptación de las condiciones antes de empezar, tanto por parte del paciente como de su cuidador.

Este tipo de terapia se puede utilizar tanto en adultos como en niños con diferentes patología (daño cerebral, parálisis cerebral,…). Mejora la actividad motora en sí misma y aumenta la participación de la persona en su entorno, mejorando su calidad de vida y la de su familia. Además, ha resultado ser eficaz en pacientes crónicos.

La eficacia de esta terapia se basa en la neuroplasticidad. Distintas investigaciones han encontrado cambios en la estructura cerebral tras la aplicación de dicha técnica.

Por eso en NEURORIOJA, utilizamos técnicas eficaces para así facilitar la recuperación funcional del paciente, su reinserción social y la mejora en la calidad de vida del enfermo y su familia.

 

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

M. Bayón-Calatayud, A. Gil-Agudo, A.M. Benavente-Valdepeñas, O. Drozdowskyj-Palacios, G. Sanchez-Martín, M.J. del Alamo-Rodriguez. (2014). Eficacia de nuevas terapias en la neurorrehabilitación del miembro superior en pacientes con ictus. Rehabilitación, 48, 4, 232-240, 0048-7120.

Gauthier, Lynne & E, Taub. (2010). Constraint-induced movement therapy promotes neuroplasticity after stroke: Mechanisms of neuroplasticity and evidence from animal models. Salud (i) Ciencia. 17. 423-427.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>