Heart in palms

SÍNDROME DEL CUIDADOR (I)

El daño cerebral adquirido (DCA) aparece de manera brusca e inesperada, y no sólo en la persona que sufre el daño, sino en todo el entorno que le rodea y especialmente en esa persona que asume el rol del cuidador principal. La familia experimenta una situación imporante de estrés tras la lesión, aparece un sentimiento de pérdida ya que nuestro familiar no es el que era y surge la necesidad de modificar roles familiares para ajustarse a la nueva situación.

Una persona con DCA necesita cuidados y atención de los demás. Lo habitual es que haya una persona que se vuelque especialmente y sobre la que acaba recayendo la responsabilida del cuidado del familiar. Dependiendo del grado de dependencia del familiar, el cuidador principal puede estar tan volcado en el cuidado que deja de “cuidarse a sí mismo”. Puede dejar de disfrutar de su tiempo libre, o carecer de él, dejar de cuidar su aspecto físico, dejar de tener vida social, puede que deje de trabajar,…

Aunque la dedicación del cuiador sea realizada con gusto, de forma voluntaria, hacia un familiar que se quiere mucho, los cambios que se han producido en su vida son tan grandes que es inevitable que aparezca el estrés, las tensiones con otras personas, la desesperanza. Es en este momento cuando puede aparecer el “Síndrome del cuidador”.

El “Síndrome del cuidador” es un trastorno que se presenta en personas que desempeñan el rol de cuidador principal de una persona dependiente. Se caracteriza por el agotamiento físico y psíquico. La persona tiene que afrontar de repente una nueva situación nueva para la que no está preparada y que consume todo su tiempo y energía. Se considera producido por el estrés continuado (no por una situación puntual) en una lucha diaria contra la enfermedad, y que puede agotar las reservas físicas y mentales del cuidador. Los síntomas más habituales son: agotamiento físico, labilidad emocional, depresión, ansiedad, conductas de consumo abusivas trastornos del sueño, alteraciones del apetito (por exceso o por defecto), aislamiento social, dificltades cognitivas, probrlams laborales,…

Dentro de un tratamiento integral y multidisciplinar, hemos de tener muy en cuenta las secuelas emocionales de los familiares, ya que aunque en ocasiones no son tan llamativas como las producidas por el DCA en el afectado, si pueden ser gravemente incapacitantes.

En siguientes posts, profundizaremos en síntomas y consejos para reducirlos.

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>