hombro-caidp1

SUBLUXACIÓN DE HOMBRO TRAS UN ICTUS

La articulación del hombro es multiaxial, es decir, se puede mover en diferentes ejes y tiene un rango de movimiento mucho mayor que el resto de las articulaciones. Para poder lograr esta amplitud de movimientos, el hombro cuenta con menos estabilidad ósea que se compensa con mayor estabilidad muscular. Esto quiere decir que tiene menos apoyo en los huesos y que se soporta sobre músculos. Esto es algo bueno hasta que se ve comprometido el funcionamiento normal de la musculatura, como puede ocurrir tras un ictus.

Cuando ocurre un ictus con afectación motora de un lado del cuerpo (hemiplejia), durante el periodo inicial el brazo afectado se encuentra flácido o hipotónico, los músculos no presentan tono muscular. El tono muscular es un estado de tensión fisiológico mínimo pero constante que presentan los músculos, que está regulado por el cerebro y que nos ayuda a mantener la postura. Este bajo tono de los músculos del hombro hace que ya no puedan mantener el peso del húmero (el hueso del brazo) contra la gravedad, provocando que la cabeza del húmero se salga de la fosa glenoidea (el espacio dentro de los huesos del hombro dónde debe permanecer), más conocido como subluxación de hombro.

Durante este período la extremidad afecta debe estar bien apoyada ya que el propio peso del brazo puede ser suficiente para dar lugar a la subluxación del hombro.

La subluxación del hombro se asocia con dolor. Sin embargo, no todos los pacientes hemipléjicos con subluxación experimentan dolor en el hombro.

Factores que pueden incrementar la probabilidad de aparición de una subluxación de hombro son:

  • adoptar posturas incorrectas en la cama
  • falta de apoyo mientras el paciente está en posición vertical (ej. sentado en la silla de ruedas)
  • tirar del brazo hemipléjico a la hora de transferir al paciente de un lugar a otro
  • terapias con polea
  • movilización pasiva sin la correcta alineación

Si os dais cuenta todos estos factores se pueden evitar con una buena información por parte de la familia, cuidadores y personal sanitario que interactúen con el paciente.

Dentro de un equipo de neurorrehabilitación, el fisioterapeuta y el terapeuta ocupacional trabajan de manera conjunta para poder revertir esta situación, y/o evitar que se produzca trabajando la musculatura del hombro y del tronco, favoreciendo una buena postura y alineación del cuerpo, enseñando al paciente y a la familia como manipular ese brazo pléjico sin riesgo a la hora de realizar las actividades de la vida diaria,… y la puesta en marcha de diferentes técnicas (Bobath, electroestimulación funcional, vendaje neuromuscular,…) que mejoran la funcionalidad del brazo y reducen el dolor, para lograr el objetivo último que siempre es mejorar la calidad de vida del paciente y de su familia.

 

Bibliografía:

Murie-Fernández, M., et al. “Painful Hemiplegic Shoulder in Stroke Patients: Causes and Management.” Neurología (English Edition), vol. 27, no. 4, 2012, pp. 234–244., doi:10.1016/j.nrleng.2012.05.002.

Pérez Díaz, Y. et al. Factores asociados a la subluxación de hombro en pacientes hemipléjicos post ictus. Revista Cubana de Medicina Física y Rehabilitación, [S.l.], v. 10, n. 1, abr. 2018. ISSN 2078-7162

0 comentarios

Escribe tu comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Agradecemos tu participación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>